La lectura de un TFM (Trabajo de Fin de Máster) calificado y la inquietud por el tema que me mostró una anestesista reclutada para el MADS 31, me llevan a recordar la relación entre cambio climático y salud que comenté desde una perspectiva macro en este editorial: Hacia una salud planetaria: cambio climático y salud. Una de las soluciones de mejora de la salud planetaria puede pasar por el desarrollo de la economía circular -estrategia que tiene por objetivo reducir tanto la entrada de los materiales vírgenes como la producción de desechos, cerrando los «bucles» o flujos económicos y ecológicos de los recursos-, como ya se hace más extensamente en los países donde nos gusta mirar y emular. ​Además, en la naturaleza no existen ni la basura ni los vertederos, todos los elementos cumplen una función de manera continua y son reutilizados para su aprovechamiento en diferentes etapas. La sociedad debería aspirar a funcionar de igual manera.

A nadie se le escapa que en el caso del sector sanitario, la ineficiencia, y hasta el despilfarro, en el empleo de materiales y recursos es fácilmente observable. Desafortunadamente, no es difícil encontrar instalaciones, equipos o recursos de cualquier índole con un elevado porcentaje de infrautilización o posibilidad de reutilización o reciclaje, lo que supone un coste de oportunidad enorme para las entidades sanitarias. En España, la mayoría de empresas del resto de sectores de actividad económica, también presentan múltiples oportunidades para mejorar el uso de recursos y el impacto que tienen en el medio ambiente.

Adicionalmente, el incremento de la demanda de servicios sanitarios -en cantidad, calidad y
sostenibilidad- que se experimenta hoy en día no hace más que reforzar los argumentos a
favor de la necesidad de abordar esta situación. La introducción de la economía circular en
la sanidad (y en la sociedad por extensión) representa una oportunidad para maximizar la eficiencia del sistema, ahorros en costes y consumos de recursos, y una reducción del impacto ambiental y de las emisiones de CO2.

En Sanidad, la transición completa a este nuevo modelo aún está lejos de completarse. A pesar de los esfuerzos actuales, la economía circular sigue siendo un concepto extraño para muchos, y por el momento no se están aprovechando las ventajas relacionadas con la aplicación de estrategias bien trabajadas y alguna ya implementadas en algunas empresas. Nuestro sector es bastante averso al riesgo, y cualquier cambio que haya en esta materia requiere de una aceptación más lenta para asegurar la seguridad del paciente, la higiene y la privacidad. Sin embargo, la aplicación de medidas circulares ya ha demostrado su eficacia en, por ejemplo, los hospitales y hogares franceses.

La primera medida recomendable para fomentar esta transición de la Sanidad hacia el modelo circular sería la creación de equipos multidisciplinares que impulsen y fomenten estas «ideas circulares». Fomentar, por ejemplo, la “imitación” de los procedimientos que ya han demostrado su éxito en otros centros/hospitales/empresas sería una medida de gran impacto. Aquí van algunas medidas que serían factibles para adaptarse en la mayoría de centros son: optimización del uso de los recursos naturales y de materias primas; remanufacturación de los equipos de electromedicina; servitización (pago por uso de equipos en lugar de por su posesión); tracción en la cadena de suministros (es decir, comprar a proveedores que también sean circulares); aplicación de Big Data y blockchain para medidas de gestión y prevención; ecodiseño y ecoinnovación en las instalaciones (edificios más “ecofriendly”, eficientes e inteligentes); gestión ecoeficiente del ciclo del agua; priorizar la circularidad en la gestión de los residuos, por ejemplo en quirófanos; plataformas que sensibilicen en la economía colaborativa; uso prioritario de materiales reciclables.

Así, la conectividad entre empresas, dispositivos y usuarios es cada vez mayor, por lo que una adecuada gestión de big data abre posibilidades de negocio y permite una mejor gestión de los recursos (materias primas, energía, agua,…). También ayudará a encontrar estrategias para reducir los costes de producción, el impacto ambiental y a prever las consecuencias de procesos u otras acciones, antes de ejecutarlas.

Otra recomendación es el ecodiseño y la eficiencia energética a la hora de diseñar nuevas instalaciones sanitarias. Buscar la autosuficiencia energética, mediante el uso de la energía geotérmica, techo radiante, bombillas LED o placas solares sería una buena medida a implantar, y supondría un ahorro considerable para las nuevas construcciones.

Hay empresas que ya emplean estrategias de ecodiseño y servitización consiguiendo una cobertura quirúrgica de materiales textiles para pacientes y personal sanitario que puede llegar a reutilizarse hasta 75 veces sin perder las propiedades. Así, los clientes pagan por el uso de la ropa y la empresa recoge después de su uso, la limpia y descontamina, comprueba su estado, esteriliza la pieza y finalmente la devuelve al cliente. Entre otros beneficios obtenidos de la aplicación de esta estrategia, cabe destacar la reducción en las emisiones de CO2 (pues el tejido reutilizable emite 3 veces menos emisiones de CO2 que el de un solo uso). Además, supone un ahorro de entre el 10% y el 15% en los costes para cirugías convencionales, y una reducción de los residuos sanitarios generados (gracias a sus servicios de reutilización y al uso de materiales 100% reciclables). De esta manera estamos ayudando a frenar el cambio climático. En definitiva, necesitamos un cambio de chip que oriente nuestro comportamiento como usuarios al respeto de la conservación de la naturaleza y el medio ambiente. La Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza ya ha publicado su lista de ecosistemas más amenazados: Top 10 ecosistemas más amenazados. Nueve están en grave riesgo y uno es ya irrecuperable (Mar de Akal). Este daño se traslada a los ecosistemas, animal y humano, con la consecuencia de que más pronto que tarde tengamos una nueva pandemia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s