Recientemente hemos abordado un tema acuciante como la interfaz entre la bioética y el derecho de la salud pública a lo largo de la larga pandemia de la Covid-19: Bioética y Derecho de la Salud Pública

En todos nuestros eventos, aspiramos a contribuir al debate público con tono pausado (con prognosis y distancia temporal), interdisciplinar (con pluralidad de acercamientos y disciplinas) y reflexivo (con un tono más próximo al ensayo en los saberes y prácticas de experiencia), siempre con ánimo crítico orientado a mejorar en el futuro.

Repasemos los cinco principios del comportamiento bioético, comenzando con los dos del plano individual. Ni beneficencia ni maleficencia se cumplieron plenamente, especialmente en la primera ola. Era casi imposible. Existía una enorme incertidumbre ante el curso clínico grave de muchos casos del SARS CoV 2. Se utilizó arsenal terapéutico del que no se sabía si funcionaba pues no había evidencia. Con el paso de las distintas olas mejoró en eficacia la asistencia en paralelo al mayor conocimiento que se iba adquiriendo.

Pasamos a los tres principios restantes del plano colectivo. Con la justicia, entendida como todas las personas, por el mero hecho de serlo, tienen la misma dignidad, independientemente de cualquier circunstancia y, por tanto, son merecedoras de igual consideración y respeto. El ejemplo, entre otros muchos, del dantesco panorama vivido en las residencias de mayores con la precariedad de medios, la total falta de evidencia de muchas de las medidas tomadas con excesiva improvisación, esos protocolos no participados, esas diferencias de atención en función de territorio y, un largo etcétera, hacen que concluyamos que no se ha cumplido.

La autonomía, entendida como la capacidad de las personas de deliberar sobre sus finalidades personales y de actuar bajo la dirección de las decisiones que pueda tomar. Todos los individuos deben ser tratados como seres autónomos y las personas que tienen la autonomía mermada tienen derecho a la protección. A todos se nos ha quedado grabado que los perros han tenido más derechos que los niños: podían salir a pasear varias veces al día. Además, hemos tenido una autoridad sanitaria central incapaz de liderar con eficacia y explicar adecuadamente el porqué de las medidas que se iban tomando. Implantó una gobernanza colegiada con las CCAA que devino poco operativa y no exenta de descoordinación. Y, sobre todo, los ciudadanos no han ejercido derecho alguno, sólo han obedecido muy bien y con apenas contestación. Autónomos hemos sido poco. Por tanto, este principio, tampoco se ha respetado plenamente.

La eficiencia entendida como evitar el despilfarro, con las compras efectuadas y las medidas privativas de libertad individual tomadas de tan larga duración y sin evidencia, como los confinamientos, la distancia social, la limitación de desplazamientos y de número de asistentes a reuniones, etcétera, han impactado sustantivamente en la economía y en la salud. Con una más que razonable certeza, el volumen de recursos desplegados supera cualquier retorno estimado.  De nuevo, principio no cumplido aunque entendible desde la perspectiva del interfaz economía y salud ante la amenaza pandémica.

Por último, la ponderación de la libertad individual frente a las medidas coercitivas que tomaban los poderes públicas, se irán sustantivando en las sentencias de los tribunales en los años venideros. Lo que sí podemos afirmas es que la calidad de nuestra democracia ha mermado.

Conoceremos, ya tarde, el output de la evaluación en curso de la gestión de la pandemia COVID 19, liderada por un grupo de expertos a petición parlamentaria. Permitirá conocer mejor muchos detalles de lo vivido, e incorporar lecciones aprendidas. Esperemos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s